viernes, mayo 18, 2012

17


despertarse con el corazón sangrando
haber visto por una cerradura
a quien amas durmiendo con alguien sin rostro
bajar al supermercado chino y que esté cerrado,
una brisa de otoño ponía la piel de gallina
y había cosas de domingo
porque hoy es domingo
el sol brilla solitario y paciente
y yo puedo decir las cosas que veo
yo puedo darles darles existencia,
dios nos dio a todos un poquito de el
aunque acá al lado, detrás de esa pared
haya dos personas durmiendo
y verlos sea ver cadáveres vivos
y el techo tenga una gotera que pega justo en la mesa donde nos sentamos a comer,
al igual que mi ser
que tiene un agujero justo en el lugar de su nacimiento
y ese agujero es dios
que es el principio y es el final de todo.
yo confío
que al final de los días
este dolor me va a salvar

1 comentario:

crepa dijo...

hermoso!!!
y como me suele pasar,
pero con este muchisimo mas,
me siento identificadisimo