miércoles, enero 21, 2009

la pradera despertó luminosa
las caricias entregadas años atras
revuelven cajones
olvidados
no tan viejos,
la soledad es mas vieja
que el perro descuartizado
al costado de la ruta
quiero un melón
quiero melanina
el cumpleañero histrionico
niega un café. hace bien.
la muerte es tener demasiado
como aquel poeta
que al volver de la guerra
dijo haber tenido demasiado
me interno campoadentro
a buscar
y pescar silenciosamente
me quedo dormido cuando el sol me calienta los parpados

1 comentario:

Santiago G dijo...

el cumpleañero histrionico? histrionico yo?.. ha me gusta el cafe, eso no no entra en la categoria cafe